Por $150 por mes, podés acercar muchas más sonrisas a los hospitales pediátricos.

1
Una médica te recibe con un saludo ruidoso, abriendo los brazos en un gesto teatral.

 
2
Una niña sale de una habitación para hacerse un estudio pero se frena al encontrarse con nosotros: “Mamá, esperá. Quiero ver a los payasos”.
 
3
Un médico te dice: “Soy el psicólogo de cuidados paliativos. Por favor, no te olvides de pasar por esa habitación, que hoy está muy caído”.
 
4
Una enfermera estalla en carcajadas cuando la nombrás al dedicarle un bolero improvisado.
 
5
Un grupo de padres y madres espera que sus hijos salgan del quirófano. En medio del silencio tenso van apareciendo sonrisas en las caras de los padres. No hacemos nada especial, sólo nos vieron pasar. Esas sonrisas entibian el lugar donde no puede haber palabras y dónde sólo es necesario acompañar.
 
 
Dr. Aerosmith (Hernán Salcedo)
Hospital de Niños Pedro Elizalde

    5 de diciembre , 2017

Socios Estratégicos