Por $150 por mes, podés acercar muchas más sonrisas a los hospitales pediátricos.

Sistematicidad: La misma pareja de artistas trabaja en un mismo hospital durante meses, realizando las performance artística cama por cama con un recorrido preestablecido de 50 a 60 camas, además se realizan performances en salas de espera, todo esto con una periodicidad de dos veces por semana en días y horarios preestablecidos y conocidos por todos, durante 11 meses al año.

Cooperación con los profesionales de la salud: parte del trabajo es desarrollar un vínculo de cooperación con los diferentes grupos de profesionales de la institución atendida.

Aproximación a los niños: se realiza alerta al permiso que los niños y sus familias le otorgan a los clowns, a veces verbal, a veces una seña, otras veces gestual; si no hay permiso del niño internado no se realiza la performance, intentándose nuevamente en próximas visitas.

Enfoque artístico: la caracterización, las rutinas previas y la improvisación componen la tríada de nuestro trabajo artístico.


Socios Estratégicos