Nuestra Misión
Llevar alegría a niños enfermos u hospitalizados, a sus papás y al personal médico y no médico
de los hospitales, a través del arte clown.

Jueves. La Dra. Maní Curí y el Dr. Atento llegaron a una de las habitaciones, observaron por la ventana de la puerta, se encontraron con la mirada sonriente de Gonzalo, que brillaba junto a una vía y un suero. Golpearon y pidieron permiso para pasar. Gonzalo les dijo que sí, que pasen.

Muy contentos, los doctores pasaron. Al pasar se dieron cuenta de que en el medio de la habitación había un biombo. Le pidieron permiso a Gonzalo para golpear y ver quién estaba del otro lado del biombo. Gonzalo asintió con la cabeza afirmativamente. Golpearon, esperaron y escucharon que alguien les preguntaba:

– ¿Sí? ¿Quién es?

– Nosotros – dijeron la Dra. Maní Curí y el Dr. Atento.

– Pasen.

Los doctores pasaron y se encontraron con Brisa, que abandonó el gesto serio que tenía para dar lugar a una sonrisa. La saludaron efusivamente y le preguntaron si podían golpear y ver quién estaba del otro lado del biombo.

– Sí, claro – les dijo Brisa, con una sonrisa mayor, que ahora le llegaba a los ojos.

Golpearon, esperaron y escucharon.

– ¿Sí? ¿Quién es?

– ¡Nosotros, la Dra. Maní Curí y el Dr. Atento!

– Pasen.

Y al pasar se encontraron con Gonzalo, a quien recién habían visto.

– ¡Eh. Gonzalo! ¡Tanto tiempo! ¿Te parece si golpeamos y vemos quién está del otro del biombo?

Gonzalo dijo que sí, riéndose. Los doctores golpearon, esperaron y escucharon:

– ¿Sí? ¿Quién es?

– ¡Nosotros!

– Pasen – dijo Brisa, también riéndose.

– ¡Eh, Brisa! ¿Qué tal? ¡Tanto tiempo! Queríamos preguntarte si podíamos tocar para ver quién está del otro lado del biombo.

Brisa contestó que sí, ya riéndose más fuerte. Los doctores golpearon, esperaron y escucharon a Gonzalo con una carcajada preguntando:

– ¿Sí, quién es?

– Nosotros, la Dra. Maní Curí y el Dr. Atento.

– Pasen – dijeron todos en la habitación entre risas. Los padres y madres de Brisa y Gonzalo no podían creer el disparate que estaban haciendo los doctores.

Eentre toque va, toque viene, se armó una música. Y al compás de la percusión, los doctores cantaron:

¿Quién es? Soy yo ¿Qué vienes a buscar? A ti. Ya es tarde ¿Por qué? Porque ahora soy yo la que quiere estar sin ti. Por eso vete, olvida mi cara, mi casa, mi nombre y pega la vuelta…

Brisa, su mamá, Gonzalo y sus papás se sumaron al canto. La Dra. Maní Curí y el Dr. Atento siguieron su camino y se alejaron de esa habitación en la que no se apagaban las risas ni la música.

Dra. Maní Curí (Luciana Buschi) y Dr. Atento (Demián Candal)
Hospital de Niños Pedro Elizalde (ex Casa Cuna)


    30 de agosto , 2018

Socios Estratégicos