Nuestra Misión
Llevar alegría a niños enfermos u hospitalizados, a sus papás y al personal médico y no médico
de los hospitales, a través del arte clown.

Nos asomamos por la puerta y nos ve. Ella está con tres personas más. Y ahí, cerquita, un pequeño globo en el piso. El Dr. Lacórdoba abre la puerta y entramos juntos. «Acá es la fiesta», me dice.

Da un paso hacia adelante y comienza a bailar entusiasmado mientras canta un enganchado de hits. Se detiene y da un paso hacia atrás, volviendo a mi lado. Lo miro, la miro a ella y a sus acompañantes, que ya estaban con esa mirada pícara de quien comparte un secreto.

«¿Está buena la fiesta? ¿Se armó baile?», le pregunto a mi compañero. Me cuenta que el lugar es hermoso, que está lleno de globos, que hay cosas ricas para comer, que vinieron nuestros amigos y que se baila de lo lindo. Y ahí nomás da un paso para adelante y comienza a bailar y cantar otra vez. Yo me quedo un paso atrás, pero ella y su mamá se paran y se ponen a bailar con el Dr. Lacórdoba en la fiesta imaginaria.

Cuando termina esa ronda de hits, el Dr. Lacórdoba vuelve a mi lado y me cuenta lo bien que la pasó. Pero no me deja preguntarle nada porque enseguida se va de nuevo a bailar con ella, su mamá y los otros dos acompañantes.

Yo le pregunto a lo lejos si en esa fiesta hay concurso de baile y me dice que justo estaban por anunciar a los ganadores. ¡Ay! ¡Qué hermoso! ¡Es mi sueño! ¡Ganar un concurso de baile! Lo anuncian por altoparlante. Estamos ansiosos esperando y gana… ¡ella! ¡Qué emoción! Se abrazan, festejan y aplauden.

Todavía un paso atrás, pero ya con un entusiasmo incontrolable, le pregunto al Dr. Lacórdoba si en esa fiesta hay concurso de los mejores vestidos. Me dice que justo están por anunciar a los ganadores. ¡Ay! ¡Qué hermoso! ¡Es mi sueño! ¡Ganar un concurso al mejor vestido!

No aguanto más y doy un paso adelante. Llego a la fiesta justo cuando se está anunciando por altoparlante que dirán quién ganó. «¡Yo! ¡Yo!», grito, y muestro mi vestido, entusiasmada. Estamos ansiosos esperando y gana… ¡ella! Se le ilumina la cara y se le agiganta la sonrisa. Y otra vez se abrazan, festejan y aplauden.

El Dr. Lacórdoba y yo damos un paso hacia atrás, después otro y otro más. Cruzamos la puerta y volvemos al pasillo del hospital. Adentro sigue la fiesta.

Dra. Rotunda (Maqui Figueroa) y Dr. Lacórdoba (Rodrigo Frascara)
Hospital de Niños Pedro Elizalde (ex Casa Cuna)


    14 de junio , 2019

Socios Estratégicos