beto

El Dr. Patrimonio y el Dr. Amador recorren la sala de internación pediátrica del Hospital Bernardo Houssay (Vicente Lopez). A mitad del recorrido, se detienen en la cama de Francisco, quien aguarda con entusiasmo el encuentro con los doctores. El chequeo comienza así:

Doctores: ¿Comida favorita?

Francisco: Milanesa con papas fritas.

Doctores: ¿Color Preferido?

Francisco: Azul

Doctores: ¿Animal preferido?

Francisco: Caballo.

El Dr. Patrimonio, sorprendido, comenta que hay un caballo en la puerta de la sala y que con gusto podría traerlo. Entusiasmado, Francisco acepta.

El Dr. Patrimonio se acerca con el caballo, lo empieza a acariciar desde la cabeza y hacia la cola, recorriendo todo el largo de la sala. El niño y el Dr. Amador ven que el caballo tiene una característica peculiar: “Mide 12 metros de largo”, afirma el Dr. Patrimonio.

Como aún no tenía nombre, el chico sugirió que le pusiéramos Beto y así lo bautizamos.

El Dr. Patrimonio acercó al caballo y el chico lo acaricio y le dio de comer.

Los doctores, después de varios intentos fallidos, lograron subirse a Beto y dieron un conflictivo paseo para llegar a la puerta de salida. Los niños que acompañaron el galope “tormentoso”, junto a sus familiares y personal de la sala, reían y festejaban los intentos por no caer de los doctores Patrimonio y Amador.

Finalmente, y con mucho esfuerzo, llegaron a destino saludando al niño que dio nombre, acarició y alimento al “largo caballo Beto”.

Dr. Patrimonio (Gastón Meneghetti) y Dr. Amador (Mauro González)
Hospital Bernardo Houssay de Vicente Lopez


    30 de junio , 2016