historia de hospital huellas

Descendemos una de las rampas del Hospital Garrahan rumbo a la sala de espera en la que vamos a actuar.
El Dr. Aerosmith y la Dra. Stacatta nos adelantamos a una madre y su hija que caminan en el mismo sentido.
“¿Ustedes no se acuerdan de ella?”, pregunta la señora.
“¡Ay, ma! ¿Cómo se van a acordar?”, le responde la hija con tono adolescente y vitalidad tan adolescente como su tono.
“A ella le trasplantaron la médula y ustedes la visitaban durante la internación”, agrega la mujer.

Dra. Stacatta la mira y es evidente que no la reconoce.
“¿Cuándo fue el trasplante?”, quiere saber la payasa. “Hace cuatro años”, responde la señora.

Dra. Stacatta y la niña que alguna vez ocupó una cama del hospital se abrazan fuerte.

Algunas huellas persisten en el tiempo.


    1 de diciembre , 2014