historia1

Esta fue una de nuestras primeras historias que se dio al dar nuestros primeros en el Garrahan:
Malena estaba terminando de comer junto a su mamá. Su papá, sentado a un costado, conversaba con ellas.
Después de despedirnos de las camas del otro lado de la habitación, interrumpimos el final de su almuerzo trayendo nuestros disparates.
Stacatta comenzó a tocar la guitarra, Carlota cantó muy contenta “Manuelita” mientras Marta hacía de la famosa tortuga, mostrándole a Malena. Ella, sentada en su cama, reía y se tiraba para atrás como diciendo ¡qué locas!
Cuando la canción nombró al tortugo, entró Jésico en escena. Junto con Marta representaron la historia de amor.
Luego nos despedimos de Malena y sus padres. Ella se incorporó, bajó de la cama y nos siguió hacia otras habitaciones. Comenzó a interactuar con Jésico diciéndole que tenía cara de tomate y pelos de peluca.
Más tarde, ya terminando nuestro trabajo por la sala de internación, el padre de Malena se nos acercó muy emocionado y nos dijo:
Les estoy muy agradecido, es el primer día de los cinco que llevamos acá que mi hija se ríe, se expresa, juega…
Emocionados también nosotros, le dimos un abrazo y nos fuimos sabiendo que ese día algo empezaba a cambiar para todos.


    5 de agosto , 2008