historia17

La Dra. Rotunda, el Dr. Aerosmith y la Dra. Nivea se asoman lentamente a la habitación. Ven a un nene en una de las camas, que de pronto se pone a llorar. Los tres “doctores payasos” se esconden lentamente detrás de la puerta.

Luego de unos segundos la Dra. Rotunda vuelve a asomarse y cuando se miran con el nene es ella quien se larga a llorar. El nene, aún lagrimeando, mira atento.

La Dra. Nivea se asoma y dice: “Rotunda, si usted se pone a llorar, puede darme la mano y se le pasa”. La Dra. Rotunda prueba. Le da la mano e instantáneamente desaparece el llanto.

El Dr. Aerosmith entra a la habitación llorando. La Dra Rotunda, sin soltar su mano, le dice: “Si usted se pone a llorar, puede darle la mano a Nivea y se le pasa”. Aerosmith prueba y se calma. Pero cuando suelta la mano para agarrar su ukelele ¡otra vez empieza a llorar! El nene ríe.

Los tres intentan hacer acrobacias para que nadie quede suelto y llorando, hasta que el Dr. decide cantar su canción, con lágrimas y todo. Y es una serenata de amor para Rotunda, que se ríe de la canción hasta que se suelta y llora y hasta que se agarra y ríe.

Y así, las doctoras, el doctor, y el nene, lloran y ríen, y ríen y lloran, y cantan.

Y el doctor y las doctoras se van de la habitación para seguir llorando y riendo sus amores, mientras cantan sus risas y ríen sus llantos.

 

Dra. Rotunda (Maqui Figueroa), Dr. Aerosmith (Hernán Salcedo) y Dra. Nivea Pons (Lucía Schaab)
Hospital Garrahan


    3 de octubre , 2016