historia-hospital-dormir

Lo observan desde afuera de la habitación y golpean suavemente la puerta. Con mucha precaución de no molestar, los doctores Stacatta, Aerosmith y Lagarza piden permiso para entrar y los tres se dan cuenta rápidamente de que el niño, Bautista es su nombre, está con los ojos cerrados. A lo cual deciden irse para no interrumpir su descanso. Pero de pronto, su mamá, que los miraba atenta, estalla en una carcajada. Ellos, sorprendidos y con mucha curiosidad, le preguntan el motivo de su risa. Ella, todavía tentada, les dice en voz muy baja, para que Bautista no escuche:
– No está dormido. Se está haciendo.
Los tres se miran pícaros, riendo casi en silencio, para que él no sospeche que se enteraron de la verdad.

Entendieron todo. La Dra. Stacatta en ese mismo momento dice:
– ¡Ya sé! Ya que está durmiendo, cantémosle la canción de cuando uno sueña.
El Dr. Aerosmith y la Dra. Lagarza asienten y los acordes de la guitarra empiezan a sonar. Son conscientes de que él los escuchaba atentamente pero sigue “durmiendo”, con sus párpados cerrados. Su mamá sigue riendo por lo bajo, en complicidad con ellos, que la miran de vez en cuando. Es una canción que dice que cuando uno está durmiendo, sueña, y que en ese sueño, uno puede ser lo que quiera.

Cada uno cuenta cantando lo que quiere que pase mientras sueña: mientras el Dr. Aerosmith sueña con poder volar, la Dra. Stacatta sueña que es una modelo y tiene muchos novios y la Dra. Lagarza sueña con poder comer todas las tortas de chocolate que quiera y no engordar un solo gramo.
El estribillo de la canción queda resonando en el lugar y en los doctores que la interpretan. “Bautista puede soñar y elegir adonde viajar”, dice la canción.
Se despiden de Bautista, deseándole que sueñe muchas cosas lindas y que ojalá los haya visto y escuchado mientras dormía. Finalmente, la puerta se cierra y ya afuera, por la ventana, ven como él “despierta” de su sueño ficticio y su mamá le habla riendo.


    17 de noviembre , 2014